IXOTYPE

Historia de un plagio

Todos los diseñadores gráficos buscan inspiración, ya sea en el trabajo de otros compañeros, en la pintura o la fotografía la inspiración cuando llega, llega. Ahora bien, en muchos casos la línea que separa la inspiración del plagio es muy delgada. Algo así le ha pasado a la firma de moda internacional H&M que ha sido acusada de plagio por la artista norteamericana Tori LaConsay.

Allá por 2008, Tori decidió tratar de hacer más felices a sus vecinos en su camino al trabajo, así que diseñó y puso en una valla un mensaje muy positivo, “You look nice today” con un corazón rojo. En la otra parte de la valla el mensaje era “I’m So Happy You’re Here” con otro corazoncito.

Ahora en el 2012, la firma sueca Henz & Mauritz (H&M para los amigos) tuvo la buena idea de sacar unos productos con un mensaje positivo que levantara el ánimo de sus clientes. Así que encargaron a alguno de sus diseñadores que se encargara del trabajo. El resultado un cojín y un felpudo con el mensaje “You look nice today”.

Ixotype - Blog - Historia de un plagio

La historia del plagio en el diseño gráfico (y en otros muchos ámbitos) es muy larga. A poco que miremos en internet, podemos encontrar multitud de casos en los que diseñadores se han “inspirado” en trabajos anteriores realizados por otros compañeros. Otras veces lo que se hace es un “homenaje”, por ejemplo ya hablamos en otro post del “homenaje” a Rodchenko que hicieron los chicos de Franz Ferdinand en varios de sus discos.

Sin embargo, ahora los plagiadores lo tienen mucho más difícil, ya que el gran hermano está alerta. No, no es el FBI, ni Garzón el gran hermano del siglo XXI son las redes sociales. Así en cuanto Tori envió un correo a la web regrestsy.com quejándose de que H&M le había robado el diseño alevosamente, la bola de nieve empezaba a formarse. Automáticamente los lectores de la web empezaron a denunciar en redes sociales el caso del plagio y poco a poco se incendió todo, el muro de Facebook de H&M empezó a llenarse de mensajes de reprobación y queja, y la marca apenas reaccionó publicando mensajes como este:

“Pedimos perdón si alguien pensó que hemos copiado, lo que nunca fue nuestra intención (…) Simplemente nos hemos inspirado, después de ver muchos mensajes, para crear algo similar en una fuente diferente, cambiando tamaños de letra y poniendo el corazón en un lugar diferente”.

Obviamente mensajes como este no solo no han aplacado los ánimos sino que han echado más gasolina al incendio. En cualquier caso seguro que en H&M hay alguna vacante en los departamentos de comunicación, social media, marketing, etc. porque me da a mí que alguna cabeza habrá rodado. Los caminos de las redes sociales son inescrutables.